pan para bocadillos

Esta receta es original del libro “PAN” de Xavier Barriga. Según Xavier: “Este pan es muy fácil de hacer y queda muy bien con embutido o paté suave”.

pan para bocadillos

Los ingredientes para unos 6 o 7 bocadillos necesitamos:

  • 500 gr de harina panificable.
  • 10 gr de sal.
  • 300 ml de agua.
  • 5 gr de levadura fresca.

Elaboración:

Dificultad: muy fácil      Repos0: 30 + 15 minutos         Fermentación: 90 minutos         Cocción: 15 minutos

  1. Amasamos los ingredientes unos 15 minutos, descansando cada 5 minutos, para que recuperemos la masa y vuelva  a ser manejable y flexible.
  2. Incorporamos la levadura y volvemos a amasar unos minutos y dejamos reposar la masa tapada con un paño de cocina ligeramente húmedo durante unos 30 minutos dentro de un bol de plástico con un poco de harina en la base.
  3. Con un cortapastas o espátula de plástico, dividimos la masa en 7 porciones de unos 120 gramos. Dejamos reposar las porciones tapadas con el paño húmedo durante 15 minutos más encima de una mesa de trabajo enharinada.
  4. Formamos barritas o hogazas según te apetezca, ponemos las barritas sobre una tela de lino, las tapamos con un paño húmedo y las dejamos fermentar durante unos 90 minutos.
  5. Precalentamos el horno a 230°C y colocamos en su interior una pequeña olla con paños mojados para generar vapor. Si vemos que los paños se secan pasado un tiempo, añadimos más agua a la olla.
  6. cuando el pan esté listo para ir al horno (debe haber doblado su volumen), colocamos las barritas con cuidado sobre la bandeja del horno y realizamos un corte longitudinal con el cúter o la cuchilla.
  7. Introducimos el pan en el horno y bajamos la temperatura a 200°C. Procuramos hacer esta operación rápidamente para no perder vapor en el horno. Cocemos las barritas durante unos 15 minutos. Las sacamos del horno y las dejamos enfriar. Y… ya estarán listas para preparar unos bocadillos estupendos.

pan para bocadillos

Este pan de textura esponjosa y compacta está a medio camino entre el pan y el croissant con un sutil toque dulce y que acompaña bien tanto al dulce como al salado. Además dura mucho a mi me duró unos 5 días tan sólo tapado con un trapo  de algodón y seguía estando esponjoso y compacto, no como el pan que a veces compramos, y que al día siguiente, bien esta como una piedra o bien parece chicle.

Como os he comentado lo utilicé tanto para acompañar dulce como salado pero es que el pan de leche está tan bueno que casa con todo hasta el solito está bueno. Además con esta receta es muy sencillo de hacer.

pan de leche

Ingredientes

  • 350ml leche entera a 20ºC
  • 10g sal
  • 20g miel
  • 40g mantequilla caliente derretida
  • 250g harina floja o de repostería
  • 250g harina de fuerza
  • 10g levadura fresca

Preparación:

  1. Amasamos todos los ingredientes hasta obtener una masa lisa y elástica.
  2. Le damos forma de bola y la colocamos en un bol aceitado.
  3. Tapamos la masa y la dejamos fermentar 30 minutos.
  4. Volcamos la masa sobre una superficie ligeramente engrasada y la dividimos en tres partes iguales para darles forma de bola.
  5. Colocamos las bolas en un molde rectangular de unos 30cm aproximadamente de largo.
  6. Cubrimos el pan con un paño y lo dejamos fermentar hasta que doble su tamaño.
  7. Precalentar el horno a 210°C y pincelamos el pan con un poco de leche para que no se nos queme mucho por encima  y lo cocemos 15  minutos. Bajamos la temperatura a 180°C y continuamos la cocción 25 minutos más hasta que el pan coja un color dorado.
  8. Sacamos el pan del molde y lo dejamos enfriar en una rejilla.

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de noviembre nos invita a preparar un clásico italiano:

“Ciabatta”

La ciabatta o chapata, el cual fue inventado por Arnado Cavallar en los años 80, y muy popularizado en el resto del mundo a partir de los 90. Se dice que recibe este nombre porque el aspecto del mismo se parece a una zapatilla

Es un pan fácil de preparar y gracias a su largo tiempo de fermentación y al alto contenido de humedad producen este pan tan ligero, de exclusiva textura abierta y porosa.

La auténtica ciabatta requiere una masa muy húmeda que puede ser dificil de manipular y debe comenzar a prepararse con un día de antelación.

Una vez que la masa haya fermentado durante un tiempo prolongado, deberás manipularla con mucha suavidad (como si acariciases s a un bebé, eso dicen en Italia), de manera tal que no se deshinchen las preciadas burbujas de aire.

El tiempo que necesitaréis para su elaboración es el siguiente:

Comienzo: Masa madre, 12 horas o toda la noche para más comodidad.
Fermentación inicial: 3 horas
Fermentación final: 20 minutos
Horneado: 30 minutos

Ingredientes para 2 panes:

Para la masa madre
2,5 gr. de levadura fresca
150 ml. de agua
3 cdas. de leche tibia
1/4 cdta. de miel o azúcar granulada
150 gr. de harina de fuerza

Par la masa
2,5 gr. de levadura fresca
250 ml. de agua
1/2 cda. de aceite de oliva
350 gr. de harina de fuerza
1 y 1/2 cdta. de sal

Para preparar la masa madre
Esparce la levadura en un recipiente grande con agua y leche. Deja durante 5 minutos, después añade la miel o el azúcar y revuelve para que se disuelvan.

Mezcla la harina para formar una masa floja. Tapa el cuenco con un paño de cocina y deja fermentar durante 12 horas o toda la noche.

Para hacer la masa
Esparce la levadura en un cuenco pequeño con agua. Deja durante 5 minutos; revolver para que se disuelva. Añade el agua con levadura y el aceite de oliva a la masa madre y mezcla bien.

En el recipiente echa y mezcla la harina con la sal para formar una masa húmeda y pegajosa. Bate sin parar con una cuchara de madera durante 5 minutos; la masa quedará esponjosa y empezará a despegarse, pero seguirá demasiado blanda para amasar.

Tapa la masa con un paño de cocina. Deja fermentar durante unas 3 horas, hasta que la masa triplique su tamaño y se llene de burbujas de aire. Enharina generosamente dos placas de hornear y prepara harina adicional para hundir las manos en ella.

Con un raspador de plástico divide la masa por la mitad mientras esta en el cuenco. Volcar la mitad de la masa sobre una de las placas de hornear perfectamente enharinada.

Con las manos bien recubiertas de harina, forma un pan rectangular, de aproximadamente 30 cm. de largo. Espolvorea el pan y las manos nuevamente con harina. Acomoda y engrosa recorriendo los costados con los dedos y llevando suavemente hacia adentro de la masa por debajo. Repite todo esto con la otra mitad de la masa.

Sin tapar, deja fermentar los panes unos 20 min; se desparramarán y aumentarán de volumen.

Mete en el horno previamente calentado a 220! y deja 30 minutos hasta que los panes se hinchen, adquieran un color dorado y suenen a hueco cuando los golpees en la base. Deja enfriar sobre una rejilla metálica.