lemon frosted cake

lemon frosted cake

Esta “cake“, forma parte del repertorio de las llamadas: “Pound Cakes“. Esta torta, se trata de un pastel dulce y mantecoso con una textura húmeda y esponjosa. Como su nombre lo indica, tiene un sabor fuerte a limón que viene de sumar tanto la ralladura de limón y el jugo de limón a la mezcla de pastel. Para potenciar aún más el sabor de limón, la tarta se “hiela” con un glaseado de limón sencillo. Una torta encantadora, perfecta para acompañar una taza de té o café bien caliente.

La receta es original de Stephanie Jaworski: Joyofbaking.com, soy seguidora de sus recetas y vídeos, me gusta mucho como las explica, de forma sencilla y amena. Además, a pesar de ser en inglés, son totalmente asequibles.

lemon frosted cake

lemon frosted cake

 Ingredientes:

  • 230 gr de mantequilla o margarina a temperatura ambiente
  • 200 gr de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 4 huevos grandes, a temperatura ambiente
  • Cáscara de 1 limón grande
  • 260 gr de harina para repostería
  • 10 gr de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 60 ml de jugo de limón fresco

Limón Merengue:

  • 115 gr azúcar glas
  • 2 – 4 cucharadas de jugo de limón fresco

Preparación:

  1. Preparar el horno a 180°C
  2. Mezclar la mantequilla con el azúcar hasta que esté todo bien mezclado, con un color pálido y un aspecto ligero.
  3. Añadimos los huevos uno a uno.
  4. Añadimos la cucharadita de postre de extracto de vainilla.
  5. Ahora mezclamos los ingredientes secos: la harina, la levadura, la sal y la ralladura de limón, mezclamos los ingredientes con ayuda de una espátula.
  6. Añadimos estos ingredientes secos en tres veces y en los dos intervalos de las dos adiciones de harina, añadimos el jugo de limón.
  7. Añadimos nuestra mezcla a un molde y cocemos en el horno entre 40 y 50 minutos.

Una vez sacamos el bizcocho del molde y lo dejamos enfriar, preparamos el frosting, para ello, en un pequeño bol, mezclamos el azúcar glas y el zumo de limón. La mezcla debe ser espesa y no sobrepasarse con el zumo de limón, sino quedará demasiado fuerte de sabor, yo añadí 3 cucharadas, más o menos como Stephanie en su vídeo.

bizcocho marmolado

¡Qué poco queda para que abramos la tienda!. El año pasado empezamos el día 5 de diciembre, este año esperamos abrir sobre esas fechas, a finales de la semana que viene, principios de la siguiente. Cuando empecemos la campaña, enviaremos a todos nuestros clientes un correo informándoos de ello.

Cualquier consulta o sugerencia no dudéis en poneros en contacto con nosotros. Pretendemos ofreceros el mejor servicio posible, por ello hemos hecho algunas mejoras en la web que veréis con la apertura de la nueva campaña, como por ejemplo, el pago a través de paypal, como sugirieron algunos clientes. Con lo que podréis pagar a través de esta plataforma  o contrareeembolso. Otra nueva funcionalidad; podréis registraros como clientes, así no tendréis que escribir vuestros datos cada vez que realicéis un pedido.

Por último, quería compartir con vosotros nuestra ilusión en la próxima cosecha, sois varios los que habéis preguntado si ya teníamos naranjas y mandarinas disponibles, lo cual es muy gratificante, pues el esfuerzo de la campaña anterior se ve reflejado en vuestro interés. ¡Muchas gracias a todos!.

mandarina

mandarina

mandarina

Bueno y cambiando de tema… otro de mis amores a parte del campo y los cítricos, la repostería. Esta vez me atreví de nuevo (porque ya hice uno) con un bizcocho marmolado, esta vez la receta era distinta y el resultado para ser una aprendiz de repostera no ha estado mal. Aquí va la receta para un molde de 900 gramos para hacer pan:

bizcocho marmolado

Ingredientes:

  • 175 gramos de mantequilla ablandada, más extra para engrasar
  • 175 gramos de azúcar blanquilla
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 150 gramos de harina con levadura
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 25 gramos de cacao en polvo

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180°C. Engrasamos el molde o forramos con papel sulfurizado, como os guste más, yo lo forré.
  2. Usando una batidora eléctrica a velocidad media, mezclamos la mantequilla con el azúcar unos dos minutos, hasta que blanquee y esté esponjosa. Añadimos los huevos uno a uno, sin dejar de batir.
  3. Agregamos el extracto de vainilla y batimos dos minutos hasta que aparezcan burbujas en la superficie. Agregamos la harina y levadura, tamizadas. volvemos a mezclar.
  4. Repartimos la masa en dos cuencos , a partes iguales. Tamizamos el cacao sobre un cuenco y mezclamos suavemente.
  5. Pasamos al molde primero la masa de vainilla al bizcocho y a continuación, la cubrimos con la de chocolate. Con el mango de una cuchara de madera, un cuchillo etc… revolvemos las dos masas, creando el efecto marmolado.
  6. Horneamos entre 45 y 50 minutos, hasta que al introducir una brocheta de madera, esta salga limpia. Dejamos enfriar un poco, pero un poco para que nos humedezca mucho,  desmoldamos, retiramos el papel sulfurizado si lo utilizamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

El bizcocho, se os conservará tres días en un recipiente hermético.

bizcocho marmolado

Las naranjas y mandarinas ya están tomando color y sabor. Este fin de semana, por fin ya ha empezado a refrescar un poco por estas tierras. Aquí os dejo con algunas fotos, esperamos poder empezar la campaña a finales de noviembre, principios de diciembre. A los clientes, os avisaremos por mail, de momento os dejo con algunas fotos:

naranjas navelinas naranjas navelinas1 naranjas navelinas2 naranjas navelinas3

 

“Solo el mediterráneo se salva de las lluvias”, comentaba hoy “el hombre del tiempo”, y yo digo… ¿se salva?, pero si nos hace una falta… desde la última semana de agosto que apenas llueve, alguna llovizna que ni siquiera moja el suelo. Con lo que llevamos dos meses sin que refresque.

La verdad es que a mí la lluvia me encanta, ese fresco al respirar, esa brisa en la piel, y es curioso que aunque nací y crecí aquí, digamos que tengo tendencia a un clima cantábrico, lluvia, verde, prados, frío… veranos suaves…, en fin, que en mí se cumple el dicho popular de “uno quiere lo que no tiene“.

Hoy, os dejo con un bizcocho bien rico, estupendo para esas tardes de mantita y café, llevando una fina capa en el tope y en medio de crema con un saborcito a café, muy sutil y agradable. Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros.

Antes que nada, vas a necesitar dos moldes de entre 15 y 17 cm, yo los compré de LIDL, son de buena calidad y a buen precio. Si los quieres comprar, suelen salir ofertas de repostería habitualmente, con lo que no te será difícil dar con ellos.

bizcocho cafe y nueces

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 175 gr de mantequilla ablandada.
  • 175 gr de azúcar moreno.
  • 3 huevos.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 175 gr de harina con levadura.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo.
  • 2 cucharadas soperas de café.

Para el glaseado:

  • 100 gr de mantequilla blanqueada.
  • 200 gr de azúcar lustre.
  • 9 mitades de nueces.

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180ºC y engrasa los moldes.
  2. Mezcla con unas varillas el azúcar y la mantequilla hasta conseguir una mezcla ligera y esponjosa.
  3. Añadimos los huevos uno a uno, batiendo bien entre cada adición.
  4. Agregamos la vainilla, añadimos una cucharada de café y seguimos batiendo hasta que vemos burbujas en la superficie.
  5. Vamos incorporando poco a poco la harina tamizada y repartimos la masa entre los dos moldes por igual.
  6. Alisamos la superficie con una espátula y horneamos de 20 a 15 minutos, hasta que los bizcochos estén dorados y flexibles al tacto y ya sabéis, también podéis utilizar el truco de la brocheta.
  7. Vamos con el relleno: batimos la mantequilla con el azúcar lustre  hasta que creemos una masa cremosa, incorporamos la otra cucharada de café, yo añadí otra más porque soy una enamorada del café.
  8. Extendemos la mitad de la crema de mantequilla sobre el lado plano de un bizcocho y cúbrelo con el otro. Repartimos por encima el resto de crema de mantequilla.
  9. Por último, decora con las nueces.

bizcocho cafe y nuecesbizcocho cafe y nueces

Este plato es considerado como la versión francesa de la pizza italiana. Su nombre deriva de la pissala, un condimento originario de la región francesa de Niza y cuya base es una pasta de anchoas.

pissaladiereEste plato es una delicia, sobre todo  para aquellos que son amantes de la cebolla cocida. La masa de la pizza queda muy fina, y para nada aceitosa.

Se debe servir aún caliente, aunque si os la coméis fría, sigue igual de estupenda. El tamaño de la pizza que queda con la receta que os propongo, no es muy grande, un poco más pequeña que una plancha de horno genérica, con lo que con una de 30 x 20 tenéis espacio de sobra para poder cocerla.

El tiempo que os llevará prepararla, es de unos 20 minutos para la masa y salsa, 1 y media o dos horas de leudado (reposo) y unos 25 minutos para cocerla.

¡Es un plato fácil y delicioso!

pissaladiereIngredientes:

Para la base:

  • 225 gr de harina de fuerza para pan blanco, más extra para espolvorear
  • 150 ml de agua mineral
  • sal marina
  • pimienta negra recién molida
  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de levadura seca para pan
  • 1 cucharada de aceite de oliva, más extra para engrasar

Para cubrir:

  •  4 cucharadas de aceite de oliva
  • 900 gr de cebollas, a rodajas finas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 cucharadita de hiervas de la Provenza (mezcla de tomillo, albahaca, romero y orégano secos)
  • 1 hoja de laurel
  • 1 frasco de 100 gr de anchoas
  • 12 aceitunas negras deshuesadas

Preparación:

  1. Para la base, mezclamos en un cuenco grande, la harina, la cucharadita de sal y pimienta negra al gusto. En otro bol, vertemos los 150 ml de agua tibia y agregamos el azúcar, mezclamos bien con ayuda de una cuchara o tenedor, cuando esten bién integrados, añadimos la levadura e integramos, y por último agregamos el aceite y volvemos a remover para emulsionar todos los ingredientes.
  2. Añadimos la mezcla de líquidos a la harina y mezclamos hasta formar una masa, si la ves muy seca, añade 1 o 2 cucharadas soperas de agua. Ponemos la masa sobre una superficie enharinada, y amasamos unos 10 minutos, o hasta que la masa esté blanda y elástica.
  3. Hacemos una bola con la masa y la introducimos en un bol previamente aceitado, tapamos con un paño, y esperamos a que transcurra el tiempo de leudado, para que aumente su tamaño, que será de aproximademente 1 hora y media, 2 horas.
  4. Para la salsa o cobertura, ponemos el aceite en una sartén honda a fuego muy lento. Añadimos la cebolla, el ajo cortado a trocitos, las hierbas y el laurel. Cubrimos y dejamos cocer 1 hora o hasta que las cebollan estén bien pochadas, removiendo de vez en cuando. Si ves que las cebollas se pegan, añade un poco de agua (a mi no me hizo falta, recuerda que es a fuego lento).
  5. Escurrimos la cebolla, quitamos el laurel y reservamos.
  6. Precalentamos el horno a 180°C. Ponemos la masa sobre una superficie enharinada, amasamos un poco y la extendemos de modo que quede bastante fina y cubra el molde donde vamos a hornearla. Pinchamos la masa con un tenedor.
  7. Repartimos las cebollas sobre la base de masa. Escurrimos las anchoas y reservamos el aceite de las mismas (unas dos cucharadas soperas), y disponemos 4 columnas de 3 aceitunas sobre la masa, presionándolas un poco para que no se muevan, y los filetes de anchoa en forma de cruz y en columnas intercalándolas con las de las aceitunas (fijaros en la foto).
  8. Rociamos con el aceite de anchoa al gusto (podéis añadir una o dos cucharadas) y espolvoreamos con pimienta negra al gusto.
  9. Horneamos 25 minutos o hasta que la masa esté dorada. Las cebollas no se deben dorar, ni secar. Retirar del horno y servir aún caliente, cortada en rectángulos, cuadrados o triángulos, o déjala enfriar antes de servir. ¡Esta estupenda de todas formas!.

Consejo: Todos los productos de la pissaladière son muy sencillos, por ello, para lograr un resultado perfecto, es importante utilizar unos buenos ingredientes. Por ejemplo, utiliza anchoas envasadas en un buen aceite. Si los ingredientes son de calidad, el éxito está asegurado.

pissaladiere