Historia de la naranja

Tapiz moriscoEl naranjo se introduce en España en época árabe con fines decorativos, ya que su fruto amargo sólo permitía confeccionar compuestos medicinales, y en época clásica, como prueban textos literarios, mermeladas con ese mismo afán, que se llamaban “naranjadas”.

Durante el siglo XVIII se produjo un gran desarrollo económico y demográfico. Carcaixent era el principal núcleo sedero de la comarca. Respecto a la agricultura y economía, fue fundamental la introducción del naranjo, el cual revolucionó la agricultura y marcó la posterior evolución de Carcaixent.

 

En el siglo XVIII,concretamente en el año 1781 por medio de injertos, el párroco Vicente Monzó aficionado a la jardinería junto con el notario y escribano Carlos Maseres y el boticario Jacinto Bodí, obtiene en Carcaixent el primer naranjo de fruta comestible, de un agradable sabor fresco y dulce.

naranjo amargo

Naranjo amargo

 

Su aceptación es incondicional e inmediata, y se multiplica rápidamente, por esquejes, su cultivo en la zona. Desde entonces, la calidad y variedades de las naranjas ha venido sufriendo una constante y beneficiosa transformación.

Coincide su expansión con la decadencia del gusano de seda, de modo que la tala indiscriminada de moreras, -para cuya hoja poseía la localidad la lonja reguladora en toda el área de la Ribera-, va dejando espacio al creciente cultivo del nuevo árbol frutal.

el_comercio_de_la_seda-sm

El comercio de la seda

Su novedad traspasa fronteras, en alas de su comercialización por mar, comercio en el que tercian oportunamente, con las valencianos, florecientes navieras mallorquinas. No es ajeno a toda esta transformación del campo, la modernización de los viejos navíos de madera, con la incorporación del motor de explosión, que contribuyó no poco, por la mayor rapidez en las entregas, al desarrollo coincidente de esta clase de transporte. La progresiva sustitución por naranjos de los cultivos tradicionales, llega a cubrir muy pronto la casi totalidad del regadía (más de 2.380 Ha) en los años 70. Es así como Carcaixent se convierte con toda legitimidad, de cuna de la naranja, en centro preponderante de su manipulación y venta en toda Europa.

Almacén de Ribera

Almacén de Ribera

Trabajos en el almacen de Nicola

Almacén de Nicola

La exportaciones tienen su comienzo en 1848 a Francia y en 1863 a Inglaterra; luego será Alemania uno de los destinos más privilegiados. Hoy día, la extensión de sus cultivos en Sudamérica, África y países de la costa mediterránea, dificulta no poco la obligada competencia, que ha de sustentarse en la calidad, frente a los menores costes de otras latitudes de mano de obra barata. Contribuye al buen nombre de la naranja carcaxentina la bondad de su clima mediterráneo y la calidad de la tierra. El rendimiento y mano de obra que los crecientes cuidados exigían, se vieron reflejado muy pronto en la progresión demografía local. En 1923, vivía en el campo una sexta parte de la población (2250 habitantes). En el siglo XVIII la población triplicó el número de sus habitantes, para duplicarse en el siguiente, hasta alcanzar ya los 18.000 habitantes entre 1900 y 1940.

 

Naranjas virginia

Anuncio Naranjas Virginia – Carcaixent

naranjas gilda

Anuncio Naranjas Gilda – Carcaixent

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *