Como ya os comenté, estas navidades me han regalado varios libros de cocina. Mi madre me regaló uno del círculo de lectores del que es socia desde hace por lo menos 25 años, en casa nos gusta leer. El libro que me regaló es: «Recetas Navideñas» y es de Iker Erauzkin un cocinero vasco bastante famoso y que ha escrito ya varios libros de cocina. Esta receta es de este fantástico libro y como en el campo tenemos muchos cardos la preparé para aprovecharlos.

A mi personalmente me gusta mucho esta verdura tiene un sabor muy característico. Bueno la receta genial, el cardo con esta bechamel que me he marcado con estrellitas, nunca había preparado ni probado una bechamel tan rebuena. ahora entiendo porque en la receta como subtítulo pone: salsas para emocionar.

cardos con bechamel y virutas de jamón ibérico

Ingredientes para 4 personas:

  •  1 manojo grande de cardos
  • 100 gr de jamón ibérico
  • 1 limón
  • 1 diente de ajo
  • harina
  • mantequilla
  • leche
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • nuez moscada

Preparación:

La preparación es muy sencilla;

  1. En un cazo de agua hirviendo exprimimos el jugo de medio limón y cocemos los cardos limpios y cortados a trozos de unos 8 cm. Los sacamos y enfríamos en agua fría con hielo, así le quitaremos el amargor característico. También dicen que echando una cucharada de azúcar al agua de cocción desaparece el amargor, pero yo no lo he probado.
  2. Mientras se hielan preparamos la fantástica bechamel; En una sartén derretimos la mantequilla unos 30 gramos.
    Añadimos poco a poco la harina, tanta como acepte hasta que obtengamos una masa espesa, lisa y homogénea.
    Sin dejar de remover incorporamos muy poco apoco la leche, removiendo continuamente y a fuego muy, muy suave..
    Cuando hayamos obtenido una masa homogénea la sacamos del fuego y salpimentamos y añadimos una pizca de nuez moscada. Reservamos.
  3. En una sartén echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y sofreímos ligeramente el ajo laminado, incorporamos los cardos, los salteamos hasta que estén calientes y servimos en un plato.
  4. Cubrimos con la bechamel y virutas de jamón ibérico.

Tiempo: 20 minutos  Comensales: 2

Últimamente me ha dado por las cremas, pero por frío no és, aquí en Carcaixent  (Valencia) esta haciendo un tiempo primaveral, pero para cenar no me gusta abusar mucho.

Esta receta es original del blog de lacossadulce; gracias Marién, lo único que he quitado es el zumo del limón pues con él, la crema me sabía demasiado fuerte. A mi parecer como mucho le añadiría el zumo de medio limón.

La crema es genial muy suave incluso a mi marido que no le fascina mucho el sabor del champiñón le ha gustado. Hay que reconocer que la crema es de un textura y un sabor estupendos, os la aconsejo.

crema champinones

Ingredientes:

– 250 grs de champiñones
– 300 ml de caldo de pollo o de verduras
– un diente de ajo
– media cucharada de harina
– 35 grs de mantequilla
– una gotas de aceite de oliva
– sal
– 1 cucharada de nata agria o nata para cocinas
– ramita perejil

Preparación:

Primero que nada lavamos los champiñones, los troceamos y dejamos unas láminas para decorar y pelamos el ajo y lo cortamos a trocitos o lo picamos.

En una sartén calentamos y derretimos la mantequilla. Rehogamos los champiñones y el ajo durante unos 10 minutos a fuego medio-bajo, removiendo de vez en cuando. Los sacamos de la sartén con una espumadera y los reservamos.

En la misma sartén añadimos la harina y la tostamos durante unos segundos removiendo bien.

Añadimos el caldo, sazonamos y cocemos durante 10 minutos, a fuego lento y sin dejar de mezclar.

Ahora añadimos los champiñones y cocemos todo a fuego suave durante 5 minutos más.

Pasamos nuestro caldo por la batidora hasta tener una crema fina.

Vertemos la crema en cada plato, bien caliente, decoramos con una cucharada de nata o crema agria y un par de láminas champiñones reservados y una ramita de perejil.

crema de champinones

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de noviembre nos invita a preparar un clásico italiano:

«Ciabatta»

La ciabatta o chapata, el cual fue inventado por Arnado Cavallar en los años 80, y muy popularizado en el resto del mundo a partir de los 90. Se dice que recibe este nombre porque el aspecto del mismo se parece a una zapatilla

Es un pan fácil de preparar y gracias a su largo tiempo de fermentación y al alto contenido de humedad producen este pan tan ligero, de exclusiva textura abierta y porosa.

La auténtica ciabatta requiere una masa muy húmeda que puede ser dificil de manipular y debe comenzar a prepararse con un día de antelación.

Una vez que la masa haya fermentado durante un tiempo prolongado, deberás manipularla con mucha suavidad (como si acariciases s a un bebé, eso dicen en Italia), de manera tal que no se deshinchen las preciadas burbujas de aire.

El tiempo que necesitaréis para su elaboración es el siguiente:

Comienzo: Masa madre, 12 horas o toda la noche para más comodidad.
Fermentación inicial: 3 horas
Fermentación final: 20 minutos
Horneado: 30 minutos

Ingredientes para 2 panes:

Para la masa madre
2,5 gr. de levadura fresca
150 ml. de agua
3 cdas. de leche tibia
1/4 cdta. de miel o azúcar granulada
150 gr. de harina de fuerza

Par la masa
2,5 gr. de levadura fresca
250 ml. de agua
1/2 cda. de aceite de oliva
350 gr. de harina de fuerza
1 y 1/2 cdta. de sal

Para preparar la masa madre
Esparce la levadura en un recipiente grande con agua y leche. Deja durante 5 minutos, después añade la miel o el azúcar y revuelve para que se disuelvan.

Mezcla la harina para formar una masa floja. Tapa el cuenco con un paño de cocina y deja fermentar durante 12 horas o toda la noche.

Para hacer la masa
Esparce la levadura en un cuenco pequeño con agua. Deja durante 5 minutos; revolver para que se disuelva. Añade el agua con levadura y el aceite de oliva a la masa madre y mezcla bien.

En el recipiente echa y mezcla la harina con la sal para formar una masa húmeda y pegajosa. Bate sin parar con una cuchara de madera durante 5 minutos; la masa quedará esponjosa y empezará a despegarse, pero seguirá demasiado blanda para amasar.

Tapa la masa con un paño de cocina. Deja fermentar durante unas 3 horas, hasta que la masa triplique su tamaño y se llene de burbujas de aire. Enharina generosamente dos placas de hornear y prepara harina adicional para hundir las manos en ella.

Con un raspador de plástico divide la masa por la mitad mientras esta en el cuenco. Volcar la mitad de la masa sobre una de las placas de hornear perfectamente enharinada.

Con las manos bien recubiertas de harina, forma un pan rectangular, de aproximadamente 30 cm. de largo. Espolvorea el pan y las manos nuevamente con harina. Acomoda y engrosa recorriendo los costados con los dedos y llevando suavemente hacia adentro de la masa por debajo. Repite todo esto con la otra mitad de la masa.

Sin tapar, deja fermentar los panes unos 20 min; se desparramarán y aumentarán de volumen.

Mete en el horno previamente calentado a 220! y deja 30 minutos hasta que los panes se hinchen, adquieran un color dorado y suenen a hueco cuando los golpees en la base. Deja enfriar sobre una rejilla metálica.

Este domingo preparé para las sobremesa algo diferente. A la familia le apetecía algo dulce pero no muy pesado, entonces me decicí por estas muffins.

Ingredientes para unos 12 muffins:ingredientes-muffins-de-colores

  •  250 gr. de harina
  • 2 y 1/2 cucharadas de postre de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 100 gr de grageas de chocolate coloreadas (lacasitos)
  • 1 huevo
  • 100 gr de azúcar
  • 60 ml de aceite de girasol
  • 200 ml de yogur griego azucarado o normal

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180°C
  2. Mezcla la harina con la levadura, el bicarbonato y 80 gr de grageas de chocolate.
  3. Bate el huevo. Añade el azúcar, el aceite y el yogur. Mezcla bien. Incorpora esta mezcla a la harina y demás ingredientes previamente tamizados. Removemos hasta que los ingredientes secos se hayan humedecido.
  4. Distribuye la masa entre los moldes y cuce los muffins en el nivel medio del horno entre 20 y 25 minutos.
  5. Déjalos reposar 5 minutos después de la cocción. Desmóntalos y adórnalos con el resto de grajeas. Espolvorea con azúcar glas y sírvelos.

muffins-de-colores

muffins-de-colores

muffins-de-colores

Tiempo preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos

Para los desayunos relajados del fin de semana, preparé unas magdalenas pero sin mantequilla y con muy poco aceite, dudé en prepararlas pues pensé que quizás no gustarían en casa y que se quedarían en el tarro más solitas que la una. Pero todo lo contrario, con la receta preparé unas 18 magdalenas y no creo que lleguen al martes. Esta mañana yo me he zampado tres!, ups!, y estaban blanditas y esponjosas, muy ricas. ¿Las preparamos?.

ingredientes-magdalenas-lightIngredientes para unas 16 o 18 magdalenas:

– 250 gramos de harina
– 200g de azúcar
– 80ml de aceite de girasol o de oliva suave
– 4 huevos
– 2 yogures griegos naturales o azucarados (yo usé naturales)
– 1 sobre de levadura (y ralladura de naranja opcional)

 

Preparación:

Precalentamos nuestro horno a 180°C y preparamos los moldes donde coceremos las magdalenas, yo últimante uso este moldeMolde magdalenas amazonpara 12 magdalenas que compré de amazon.es, y la verdad es que estoy muy contenta con la compra muy económico y con calidad, ya viene otro molde encamino.

En el bol donde tenemos la harina añadimos la levadura y removemos bien con una cuchara, cogemos un colador o un tamizador para tamizarla y reservamos.

En otro añadimos uno  a uno los 4 huevos, los batimos bien (si puede ser con varillas), a continuación echamos el azúcar y volvemos a batir bien hasta que se nos forme la típica masa color crema. Añadimos el aceite en forma de hilo y seguimos batiendo, incorporando aire a nuestra masa y por último los yogures (ahora añadimos la ralladura de naranja si hemos optado por ella).

A esta mezcla le añadimos la harina y la levadura poco a poco tamizándolas con el colador, echamos y removemos con una espatula, cuchara de madera, despacio y con tranquilidad, sin remover con fuerza, el aire ya se lo hemos incorporado antes.

Cuando ya terminemos, echamos nuestra masa en los moldes de magdalenas y las dejamos en el horno a 180°C  unos 30 minutos, cuando ya las tengamos echas, las dejamos reposar unos 5 minutos con el horno entreabierto. Las dejamos enfríar y demoldamos.

Y ya sólo nos queda zampárselas!.

magdalenas-light

magdalenas-light

magdalenas-light